Juan Antonio Gómez competirá por ser el chef medieval 2018 en Olivenza (Badajoz)

Lo hará con 'Ama', delicia con la que ganó el concurso de pintxos medievales de Laguardia en 2017 (siempre un año antes) como cocinero jefe del Villa-Lucía Espacio Gastronómico.

Laguardia-Alava. 17 de octubre de 2018. El chef del Villa-Lucía Espacio Gastronómico, Juan Antonio Gómez, será el encargado de difundir las bonanzas gastronómicas de Laguardia en el Concurso Internacional de Pinchos Medievales de 2018, que organiza anualmente la Red de Ciudades y Villas Medievales. Este año el evento tendrá lugar en Olivenza (Badajoz), los días 17 y 18 de noviembre próximos.

Gómez se siente “orgulloso”, al poder representar a Laguardia,  localidad “que con tanto cariño me ha acogido, en nombre de todos los chefs que trabajan en la villa alavesa, innovando y a la vez conservando la herencia gastronómica vasco-riojana”.

Como cada una de sus creaciones, el pintxo 'Ama', con el que ganó el concurso laguardiense de 2017 –siempre es el pincho del año anterior el que representa a Laguardia en el concurso del año actual- parte de un sentimiento profundo, que le inspira culinariamente y que el chef expresa mediante la combinación de sabores y una presentación impecable. Así, 'Ama' es un homenaje a su madre, fallecida igualmente en 2017, con el que se impuso a las creaciones culinarias presentadas por los otros nueve establecimientos que compitieron en el concurso.

“El pintxo descansa sobre un brioche de azafrán que emborrachamos con arrope, una emulsión de mosto de vendimia del vino de Rioja Alavesa”, explica el chef. A continuación, Gómez añade el elemento central, “una sardina que marinamos previamente en sal, azúcar y cítricos, para rehidratarla después en aceite de oliva variedad arroniz, ligeramente ahumado con unas ascuas de sarmiento”.  El último toque de sabor, dulce, se lo aporta a la creación un sorbete de regaliz e hinojo. De acuerdo con la filosofía del restaurante, “hemos primado el producto nuestro, kilómetro 0, de la tierra”, sigue el cocinero del Villa Lucía. Doblemente satisfecho, sentimental y profesionalmente, el premio es “una gran alegría porque es un reconocimiento al esfuerzo que estamos realizando en los últimos años, y más aún cuando, como todo el mundo sabe, el nivel gastronómico del concurso de Laguardia es muy alto”.

Además de rico, incluso estéticamente el pincho es magnífico, con una sorprendente y atractiva combinación de colores. Con él, Gómez tratará de convertirse en el chef medieval 2018 de la Red de Ciudades y Villas Medievales, ganando el concurso de Olivenza.

El Concurso Internacional de Pinchos y Tapas Medievales lo organizan el Área de Desarrollo de la Diputación de Badajoz y la Red de Ciudades y Villas Medievales en colaboración con el Ayuntamiento de Olivenza. La actividad se encuadra dentro del proyecto RDC_LA2020, cofinanciado por la Diputación de Badajoz y el Programa de Cooperación Transfronteriza INTERREG V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020 de los Fondos FEDER de la Unión Europea.